Lunes, Julio 28, 2014

Se limitan los créditos para remodelaciones de viviendas

remodelaciones

Tramitar un préstamo para remodelar una vivienda principal tiene sus limitaciones. Aunque el sistema hipotecario ofrece dos vías para efectuar mejoras en las soluciones habitacionales, no todas las familias pueden acceder a ellas.

Aquellos grupos que devengan ingresos mayores a 7.740 bolívares están excluidos de los financiamientos que la gaveta hipotecaria de la banca prevé para las mejoras de las casas y tampoco pueden retirar el ahorro habitacional para efectuar los arreglos en el hogar.

Primera vía

La Ley de Vivienda ordena a los trabajadores y patronos realizar un aporte al régimen equivalente al 3% del salario integral y esos recursos son depositados en el Fondo de Ahorro Obligatorio de Vivienda (Faov), que administra el Banco Nacional de la Vivienda (Bahavih). Adicionalmente, cada empleado tiene una cuenta de ahorro habitacional en la que se reflejan las contribuciones que se le han efectuado durante los años de trabajo.

En ese contexto, la Ley de Vivienda permite que los trabajadores utilicen el ahorro habitacional para tres fines: amortizar deuda, cancelar el monto pendiente del préstamo hipotecario y efectuar ampliaciones a la vivienda principal. Sin embargo, el uso de ese ahorro tiene condiciones.

En 2009 el Ministerio de la Vivienda realizó ajustes a los topes de ingresos para acceder a los financiamientos por la Ley de Vivienda e impuso una escala de salarios que no se revisa desde hace tres años, de manera que aquellos que quieren tramitar un crédito por esa vía, tienen que devengar ingresos hasta 7.000 bolívares, y si se supera ese límite no se puede. El mismo criterio aplica para el uso del ahorro en caso de remodelaciones o ampliaciones de la vivienda principal.

En las instituciones financieras le notifican a las familias que para usar los recursos disponibles en la cuenta de ahorro habitacional no pueden ganar más de 7.000 bolívares y si califican, los arreglos deben equivaler al 80% del monto depositado, eso significa que si un trabajador tiene en su cuenta de ahorro 12.000 bolívares, solamente puede destinar a las mejoras 9.600 bolívares.

Para retirar los recursos, además, se tienen que consignar ante las entidades: copia del documento de propiedad del inmueble y del registro de vivienda principal, copia de la cédula de identidad, constancia de ingresos, presupuesto de las obra y carta de solicitud de haberes para que al final se emita el cheque a favor de los encargados de dichas obras.

Segunda vía

Las familias que no pueden optar por la Ley de Vivienda, pese a cotizar a ella, tienen la vía la cartera hipotecaria obligatoria, pero allí también hay limitantes, especialmente para los financiamientos de mejoras y autoconstrucción.

Los cambios que ha realizado el Gobierno al decreto de la gaveta hipotecaria han afectado los préstamos para la adquisición de viviendas, debido a que son menos los fondos que se destinan a ese fin, y junto a ello se han impuesto más requisitos para solicitar los créditos de remodelación.

Las familias que pueden recibir los préstamos para remodelaciones y autoconstrucción de soluciones habitacionales son aquellas que tienen ingresos hasta 5 salarios mínimo, lo que equivale a 7.740 bolívares, y si se devenga más de esa cantidad se está fuera del sistema.

El pasado año ya el Ministerio de la Vivienda había fijado esos topes, pero el retardo por parte del Banavih en la entrega de los instructivos impidió a los bancos autorizar esos créditos. Fuentes financieras señalan que aunque en marzo de este año se publicaron las reglas de la cartera hipotecaria, todavía persisten las dudas y por tal motivo, no se han comenzado ha aprobar los préstamos previstos para mejoras.

Los instructivos del Banavih contemplan que para gestionar los financiamientos se tienen que entregar a los bancos: constancia de ingreso, copia de la cédula de identidad y copia del documento de propiedad y además se tiene que consignar el presupuesto de la obra y el cronograma de ejecución, que no pueden ser mayor de 90 días.

Según la institución estatal, si el crédito es para ampliación de la vivienda el monto máximo a prestar es 135.000 bolívares y si es para las mejoras el financiamiento más alto estaría en 81.000 bolívares. Las tasas preferenciales oscilan entre 1,40 y 2,40%.

Fuente: www.tusmetros.com

Síguenos en Twitter

"Could Not Retrieve any Tweets"

Búscanos...

Opinión

  • ¿Que es la Propiedad Privada? +

     CAUSAL DE PROGRESO Y BIENESTAR SOCIAL “Propiedad Privada, Derecho Irrenunciable” tiene su génesis no sólo en la condición inherente al Ver más
  • Resolución Nº 110, mediante la cual se prohibe cobro del IPC +

    MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LAS OBRAS PÚBLICAS Y VIVIENDA GACETA OFICIAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Nº 39.197 MINISTERIO DEL Ver más
  • Registro de Vivienda Principal. +

    El Registro de Vivienda Principal es un beneficio que se otorga a toda persona natural, residente en el país, que Ver más
  • 1
  • 2
  • 3

Boletín de Noticias

Archivo

Últimos Inmuebles

Vídeo de la Semana

Acceder a Mi Cuenta